Uncategorized

La acupuntura durante la fecundación.

                Durante las observaciones clínicas, las ecografías muestran que después de una sesión de acupuntura, aumenta la circulación sanguínea hacia los ovarios y el útero. A medida que los ovarios estén mejor nutridos, la calidad del óvulo será mejor. Por tanto, la ovulación será de mejor calidad y el aumento de sangre en el útero también contribuirá a la implantación.

                Esta es la razón por la que se recomienda realizar una sesión de acupuntura antes, durante y después de la ovulación. El primer paso es producir una mejor calidad del óvulo, luego facilitar su paso por la trompa, favorecer la fecundación y, finalmente, favorecer la implantación del embrión.

                Se necesitan más de 150 días para que un folículo se convierta en un óvulo maduro, de ahí la recomendación que se hace a los pacientes que sufren de infertilidad o que desean optimizar sus posibilidades de fecundación in vitro para llegar a la acupuntura varios ciclos antes de alcanzar un resultado o con el fin de preparar el cuerpo para tratamiento in vitro, haz clic aquí.