Uncategorized

Promueve las habilidades matemáticas y Fomenta la autoexpresión con los instrumentos musicales.

Tocar un instrumento parece creativo y, a menudo, se combina con la promoción del lado artístico de un niño. Pero la música también tiene paralelismos con las matemáticas, ya que les permite a los niños pensar críticamente y desarrollar sus habilidades para resolver problemas. Los niños tendrán que contar, comprender los ritmos, escuchar escalas y jugar con el ritmo, todo lo cual se mide en números. La batería es un excelente ejemplo, ya que la sincronización es crucial para producir los sonidos correctos y crear un tempo coherente. Los kits son caros, así que empiece con su hijo con un set de iniciación o usado.

Los niños que aprenden a tocar un instrumento tienen una salida para la creatividad y para tomar sus propias decisiones, algo que fomenta la autoexpresión. La música es una de las formas en que los niños pueden expresar fácilmente las emociones de las que pueden sentirse demasiado incómodos o incapaces de hablar. Un ejemplo de esto es el saxofón, un instrumento de jazz conocido por tocar las fibras del corazón. Al aprender a tocar un instrumento, los niños pueden transmitir sus emociones de una manera saludable y productiva, click aquí.