Nuestra historia

Hola a todas y todos! Mientras escucho Coldplay les voy a contar la historia de Veintiuno doce y también un poquito de mi.

Creo que una de las preguntas mas comunes que me hacen es como aprendí a hacer accesorios y por que Veintiuno doce... Así que hoy les contare esta historia y todos los misterios detrás de mi marca. 

Peeeero antes que todo, me presento, Mi nombre es Ignacia, tengo 27 años,  soy Ingeniera Comercial de profesión , sagitario, y tanto yo como Veintiuno doce nacimos en Coyhaique. 

Veintiuno doce nació el año 2020 en plena pandemia, inesperada y autodidácticamente. Pero esto viene desde mucho antes realmente... Todo nace del gran fanatismo que siempre he tenido por los aros, todos lo que me conocen saben que puedo salir de mi casa sin llaves, sin billetera pero JAMAS sin aros, desde que tengo memoria, siempre me dieron seguridad en mi misma. Tenia y tengo millones de aros de todas las formas y colores, pero a pesar de mi gran fanatismo nunca se me pasó por la cabeza hacerlos yo misma.

Haaaaaasta que un día por casualidad vi un reportaje donde mostraban como hacer aros de arcilla polimérica y quise probar. Así que pedí arcillas, mi tia me regalo una maquina para estirar pastas (para la arcilla se usa la misma) y viendo tutoriales en Youtube, comencé a hacer mis primeros aros en mi casa, con toda la paciencia de mis papas y hermanas que NUNCA me dijeron nada por el desastre que tenia en la casa con lo que se me había ocurrido hacer. Y así comencé a regalárselos a mis hermanas, mama, tías, primas, amigas etc. Y empecé a darme cuenta de que a todas les gustaban un montón, y que a mi me encantaba hacerlos, que me llenaba, me emocionaba y me sentía como nunca antes creando algo, mi creatividad estaba en su punto máximo, al nivel de que me despertaba en la noche con ideas de diseños y era en lo único que pensaba y hacia todo el día. Tengo que confesar que pase un periodo en el que me obsesione un poco y hacia aros todo el día sin descanso y no me aburría nunca ajaja pero también fue mi señal para darme cuenta de que me encantaba lo que estaba haciendo y era mi pasión, algo que nunca me había pasado antes.

Así que, después de eso quise dar un paso mas y apostar por crear una marca de accesorios, con miedo e incertidumbre pero feliz de que lo estaba haciendo . Ah! detalle importante! entre medio de todo esto también estudiaba para mi examen de grado y logre titularme en septiembre de ese mismo año.

Continuo...decidí lanzarme con todo al mundo del emprendimiento, peeeeero, no hay marca sin nombre, así que empezó la búsqueda. Pase desde nombres de personas ;a nombres de canciones, frases, números, etc, pero nada me convencía, sentía que era algo tan especial para mi que no quería ponerle cualquier nombre, así que empecé a pensar en cosas que me representaran, pase por colores, comidas, lugares, meses favoritos del año, etc, hasta que un día dije mm podría ser Diciembre, es mi cumpleaños, mi mes favorito... pero no me convencía totalmente aunque algo me decía que por ahí iba. Hasta que un día pensando dije, 21 de diciembre, veintiuno, VEINTIUNO DOCE, mi cumpleaños, mi querido cumpleaños, que además es el comienzo del verano y el día mas largo del año, un gran día realmente jajaja

No les voy a negar que al principio pensé que era un poco autoreferente, pero era algo que me representaba, el 21 y el 12 siempre habían sido mis numeros de la suerte, los elegía en TODO, y me encantaba estar de cumpleaños, además de saberme el cumpleaños de todo el mundo (talento oculto jajaj). Así que después de semanas de darle vueltas me decidí, mi familia (especialmente mi hermana Antonia) me ayudaron a diseñar el logo y todo el packaging. 

El 12 de Noviembre del 2020 abrí la cuenta de Instagram @veintiunodocecl, estaba super nerviosa, hice 198373 fotos de cada cosa antes de subirlas! Y así fueron aumentando los seguidores muy de a poquito, pero mis primeras ventas siempre fueron familia, las que fueron hartas porque en mi familia somos bastantes integrantes jaj y además es la familia mas apañadora del mundo, así que fueron las clientas de mis primeras creaciones!

Recuerdo que una de las cosas que mas les gustaba a todas eran los pedidos personalizados, cosa que por lo demás me ponía muy nerviosa por quizás no lograr hacer lo que me estaban pidiendo ,así que fue un graaaaaan desafío, pero sabia que esa era una de las cosas que haría mi marca diferente y le daría el sello de poder crear los accesorios que quieras a tu pinta, y que yo como fanática de los aros entendía muy bien! jaja Una de las cosas que mas me enamoro de la arcilla era las infinitas cosas que podías hacer con ella y también lo liviana que era, un gran miedo para todas las personas que usamos aros es el peso, yo que estaba loca por los aros me los ponía igual aunque pesaran toneladas (no lo hagan en casa) jajaj 

En marzo de 2021, tuve la oportunidad de participar en mi primera feria con 2112 en la famosa Expo Patagonia, en plena pandemia, con aforo reducido pero yo estaba en llamas, hacia aros y straps todo el día , habían momentos en los que ya no se me ocurrían mas ideas , y mi espalda y manos eran las que mas sufrían pero no me importaba nada jajaj. La expo duró tres días, tenia mucha incertidumbre pensaba... que pasa si nadie me compra, si no les gusta no se, pero el primer día me lleve la primera gran sorpresa, vendí muchísimo, conocí a muchas personas, conté mil veces como los hacia (mala para hablar no soy jaja),y también conocí a clientas que me pasaban a saludar o a mostrarme que andaban con los aros que me habían comprado , tenia visitas de mi familia y amigos todo el día y hasta mi abuelita que por pandemia no debería haber estado ahí, fue a ayudarme! . Yo no podía mas de emoción, estaba tan tan feliz, pero cuando termino el día me di cuenta de que el stock que tenia no me iba a alcanzar así que llegue a mi casa a hacer mas, esos días dormí máximo 3 horas pero estaba feliz, hasta a mi mama que es seca creando, le hice una clase express y me ayudo jaja. Y así termine los tres días, emocionadísima por el recibimiento y segura de que amaba lo que estaba haciendo, sentía que quería ir a ferias todos los días jajaj

Ese mismo mes apareció la posibilidad inesperada de trabajar en algo relacionado con mi carrera y lo tomé, me gustaba mucho mi trabajo y trabajaba con personas bacanes, así que por un año estuve paralelamente en mi trabajo y mi 2112 que por nada del mundo iba a dejar botado. Estuve un año así, el sur tiene ese gran privilegio del tiempo y de poder hacer mas cosas después de un horario laboral, así que pude llevarlo super bien. Lo que si tengo que confesar es que muchas veces en la mañana cundo me levantaba para ir a trabajar pensaba... que ganas de quedarme haciendo aros :(, fueron pasando los meses, me gane un fondo sercotec y ahí compre muchos insumos y cosas que tengo hasta el día de hoy, llegaban cajas y cajas de arcilla y yo estaba en mi salsa. También a la feria materia prima que se hace en octubre en Stgo, quería aprovechar al máximo ese fondo jaja recuerdo que cuando entre a la feria sentí una emoción indescriptible, desde que empecé siempre había comprado todo por internet y ahora elegir todo con mis propios ojos, conocer a los proveedores, aprender nuevas técnicas que enseñaban ellos mismos, etc era la emoción mas grande del mundo, no me quería ir!!

Cuando volví a Coyhaique, sentí que quería un cambio, que quería estar mas cerca de todo eso que me hacia vibrar y volar un poco mas, así que después de muchas conversaciones y pensar mucho, renuncie a mi trabajo para tomar nuevos rumbos, me costo muchísimo por el cariño que le tenia a mi trabajo y porque era mi primera renuncia ajaj pero entendieron mi decisión. 

Meses después, me fui de viaje. Yo cada vez que veía una tienda de accesorios o insumos entraba si o si, le sacaba fotos a todo lo que tuviera diseños o combinación de colores, paredes, flores, servilletas, literal cualquier cosa jaja y se me ocurrían mil ideas. Aproveche entrar a todas las tiendas de insumos que encontré, busque cursos e hice contactos para comprar en un futuro aparte de lo que ya había comprado jaja. 

Y así, volví a Coyhaique, después de un mes, convencida de que seguía amando lo que hacia pero también de que quería tomar nuevos rumbos. Sabia que era una decisión difícil, me había gastado gran parte de mis ahorros y para irme necesitaba eso jajaj, Así que entre dudas me puse a postular a trabajos  para poder irme siempre con el fin de llegar a dedicarme 100% a Veintiuno doce. Pase por entrevistas, frustración, auto presión y mucha angustia diaria, seguía trabajando en 2112 y cada vez que tenia una entrevista me angustiaba mucho. Pasaron las semanas, y tome la decisión de comprarme un pasaje y venirme a Stgo. Le conté a mis papas, amig@s y familia y todos me apoyaron sin pensarlo, era el impulso que necesitaba. Llegue a Stgo un martes 13 de septiembre de 2022, Si, martes 13 , pero llegue viva jaja

Desde esa fecha hasta hoy, me he dedicado 100% a Veintiuno doce, con altos y bajos, dudas, incertidumbre, pero segura de que es eso lo que me encanta, no se hasta cuando estaré aquí, quizás me mueva quizás no, pero como dice mi mamá mi marca y yo somos nómades jaja, así que ahí les iré contando, aun falta muuuucho por aprender y crecer!

Un abrazo,

Ignacia.